El guitarrista argentino Pablo Márquez es actualmente considerado como uno de los máximos referentes de su instrumento. Reconocido intérprete de música contemporánea y colaborador frecuente de grupos tales como el Ensemble Intercontemporain de París, es igualmente aclamado en el repertorio histórico de la guitarra así como de la música tradicional del Noroeste de Argentina, su tierra de origen. Su necesidad de explorar todos los aspectos inherentes al gesto musical lo ha llevado también a incursionar en el arte de la dirección orquestal.

Recibió su primera formación musical en Salta con Graciela Lloveras y Eduardo Corces, perfeccionándose en Buenos Aires con Jorge Martínez Zárate y Eduardo Fernández. Sus años de estudio en Argentina culminaron al obtener a los 20 años, por unanimidad y en el espacio de pocas semanas, los primeros premios del Concurso Villa-Lobos de Rio de Janeiro y del Concurso Internacional de Radio France en París. Los galardones recibidos posteriormente en los concursos internacionales de Ginebra y de Munich vinieron a confirmar su estatura artística fuera de lo común. En 1988 se estableció en Europa para completar su formación musical, estudiando música antigua con Javier Hinojosa y dirección orquestal con Eric Sobzcyck, Rodolfo Fischer y Peter Eötvös. Fue también decisivo su encuentro con el legendario pianista húngaro György Sebök, quien marcó profundamente su evolución artística.

Ha visitado más de 40 países, habiendo tocado en los teatros más importantes -Concertgebouw de Amsterdam, Châtelet y Philharmonie en París, Auditorio Reina Sofía en Madrid, Toranomon Hall en Tokyo, National Recital Hall en Taipei, Teatro Colón en Buenos Aires…-, en grandes festivales -Aix-en-Provence, Avigon, San Sebastián, Ultraschall de Berlín…-, ya sea como solista o como invitado de orquestas y ensambles prestigiosos –Orquesta de Radio Baviera, Filarmónica de Radio France, Nordwest-Deutsche Philharmonie, Philharmonie Baden-Baden, Nouvel Ensemble Moderne de Montreal, Plural Ensemble de Madrid, Sinfónica Nacional de Colombia…-, bajo la dirección de Josep Pons, Susanna Mälkki, Mark Foster, Lorraine Vaillancourt, Ernest Martínez Izquierdo, Tomasz Golka, Christian Ehwald, Pavel Baleff y Fabián Panisello entre otros. Compartió escenarios con el Rosamunde Quartett de Munich, las sopranos María Cristina Kiehr y Ruth Rosique, la chelista  Anja Lechner, la violinista Patricia Kopatchinskaja y el flautista Mario Caroli.

Su compromiso con la música contemporánea lo llevó a colaborar con los más grandes creadores de nuestro tiempo (Luciano Berio, György Kurtág, Mauricio Kagel…). En 1995, Pierre Boulez lo invita a interpretar la Sequenza XI de Berio, en homenaje a los 70 años del compositor italiano, obra de la cual se ha convertido en intérprete de referencia.  Fue varias veces artista en residencia en la Abadía de Royaumont, particularmente en 2003 para el proyecto Figuras Argentinas, en compañía de Dino Saluzzi y Gerardo Gandini.

Sus grabaciones para ECM, Kairos, Naïve y Harmonia Mundi, que incluyen primeros registros de obras de Cassadó, Maresz, Ibarrondo, Mantovani, Francesconi y Moultaka, recibieron numerosas distinciones como el Grand Prix du Disque de la Academia Charles Cros, el Premio Amadeus o el RTL d’Or, y fueron designados mejor disco de música antigua por el Neue Musik Zeitung en Alemania y mejor CD de música clásica del año por Readings en Australia. Su trabajo monográfico sobre la obra de Cuchi Leguizamón encontró amplia repercusión en la prensa mundial y fue seleccionado entre las 100 mejores grabaciones de 2015 (todos los géneros incluidos) por el crítico de jazz Ted Gioia. Recientemente acaba de realizar para ECM la primera grabación de Chemins V para guitarra y orquesta de Luciano Berio con la Orchestra della Svizzera Italiana bajo la dirección de Dennis Russel Davies.

Es Profesor en la Musik-Akademie de Basilea, así como Profesor invitado de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. En Argentina, el Seminario Internacional de Guitarra Portal de los Andes, evento que se lleva a cabo anualmente en la ciudad de Salta y que fue creado para recibir su experiencia pedagógica, congrega alumnos que llegan de toda Latinoamérica.

Pablo Márquez fue becario del Mozarteum Argentino en 1987, y recibió en 1999 uno de los Premios Konex en Buenos Aires en reconocimiento a su notable trayectoria.